Sueños intencionadamente imposibles - h2ocrystal avatar_usuario

Cuando pienso en la cantidad de cosas que me gustaría hacer, ir a ver, conocer y experimentar, espero no estar yendo más allá de mis propias limitaciones.

Vida en pareja, aspectos que nunca hay que olvidar

27/08/2013 - h2ocrystal

A continuación he recapitulado unas directrices para cuando nos encontremos perdidos en una relación de pareja. A menudo la convivencia puede llegar a ser complicada, pero nunca hay que olvidar lo esencial.

Lo primero en lo que no hay que relajarse a la hora de cuidar una relación es la comunicación. ¿Te has vuelto pasivo con tu pareja porque es la manera más sencilla de evitar el conflicto?. Con el tiempo, esto resulta no ser una buena idea. Haz preguntas abiertas para motivar a tu pareja a que se abra y hable. Por ejemplo "Cuéntame sobre..", "Qué piensas de", "Cómo es"... Cuando no estés de acuerdo con algo que tu pareja diga, presta atención a tu respuesta. Sé cortés y expresa tu opinión de forma no agresiva. Cuando tú preguntes algo a tu pareja, haz contacto visual y escucha la respuesta. Expresa tus ideas con cuidado. Cuando quieras algo, di "Por favor". Cuando tu pareja haga algo por ti, di "Gracias". Sé cortés. Sólo porque tienes una relación no quiere decir que tienes que olvidar los buenos modales. Relacionarse efectivamente con otra persona requiere habilidades que pueden aprenderse. Aprende y practica habilidades de comunicación. En definitiva, considera a tu pareja como tu mejor amigo o amiga. Confiaros sueños, emociones, proyectos, ser abiertos y sinceros el uno hacia el otro.

En segundo lugar, hay que tenerse encuentra la individualidad de cada uno. Si quieres hacer planes que afectan cómo tu pareja pasará el tiempo, revisa su opinión con ella primero, y asegúrate que sea conveniente. Respeta los espacios privados de tu pareja, eso lo valorará en gran medida.

En tercer lugar se encuentra la vida laboral de cada uno. Cuando tu pareja salga para el trabajo por la mañana, despídete cariñosamente. Cuando regrese luego de un día de trabajo, ve a la puerta y salúdale cariñosamente. Si se hubiera enfrentado a un desafío durante el día, pregúntale cómo le fue cuando regrese la casa. Abraza a tu pareja cuando la saludes y te despidas, esto hace sentir bien y hace sentirse queridas a las personas.

En cuarto lugar, recuerda a tu pareja que la quieres y que sientes algo muy especial. Busca maneras de halagarla, y que ésta se sienta apreciada e importante. Piensa en qué maneras puedes hacer cosas inesperadas y detallistas. Recuerda cómo actuabas cuando buscabas conquistarla. Concéntrate en los lados positivos de tu pareja, apreciala y dale las gracias por lo que hace, y por las pequeñas amabilidades de cada día. Haz una lista de las cualidades positivas, compártelas con ella y dile por qué piensas que cada una de ellas es cierta.

Para terminar, cada uno consideramos en mayor o menor medida importante a la familia propia. La pareja debe tener un contacto apropiado y regular con sus propias familias, pero sin que esto sea excesivo o sofocante. Pero también, una relación dura más si aprenden a separarse de sus familias de origen (padres y hermanos) y poseen límites apropiados y saludables.

Y no olvides de tratar de que tu pareja y tú hagáis juntos cosas interesantes, y combatir la rutina buscando nuevos intereses.

Recomienda o valora

Archivo

Publicidad