Practica Yoga

Consejos y posturas para iniciarse en la practica del Yoga. Ejercitar la Meditación y liberar tu mente.

Cinco consejos clave para meditar

Elegir el momento el lugar adecuado es solo la primera fase para sentirse cómodo para establecer un estado meditativo. Realizar una correcta respiración llevar a relajarnos profundamente.

1º El Momento: Elegir los momentos adecuados para poder relajarnos durante varios minutos al día es esencial. Algunos prefieren a primera hora de la mañana antes de enfrentarnos a la rutina diaria que confrontan nuestras tareas cotidianas como nuestra jornada laboral, ir de compras o recoger a los niños del colegio. Otros en cambio prefieren hacerlo al final de la jornada. Lo importante es dedicar al menos 20 ó 30 minutos de relajación con plena comodidad y sin presiones.

2º Elección del lugar: Es imprescindible elegir un lugar donde nos sintamos cómodos fuera de cualquier distracción. Si decidimos practicarlo en casa, las personas que conviven con usted no deben molestarle al menos por el tiempo que decida mantener en proceso de introspección. Si se encuentra en una zona con mucho ruido puede hacer uso de unos tapones para los oídos y eso le facilitará una mayor concentración así como un aislamiento acústico.

3º Sentirnos cómodos: Se debe adoptar una postura relajada generalmente sentado, sobre un cojín o zafú o en su defecto varias mantas. Un ejemplo claro seria adoptar la postura "sukhasana", que relaje los músculos. Empiece a respirar profunda y lentamente varias veces. Cierre los ojos suavemente, sintiendo como el aire hincha su abdomen y se expande por su pecho, poco a poco al expirar.

4º Mantener una respiración adecuada: Aprender a respirar correctamente nos ayudará a obtener una mayor concentración. La respiración abdominal es una de las mejores, ya que elimina la tensión y calma la ansiedad. Para conocer mejor este tipo de respiración aconsejamos previamente realizar un ejercicio muy básico. Se efectúa tumbando boca arriba y con las manos sobre nuestro vientre. Inspire por la nariz lentamente llenando la parte baja de los pulmones de aire, esto provocará que el vientre salga hacia afuera. La barriga se expande y se curva, al mismo tiempo que el pecho debe permanecer inmóvil. Podemos contar hasta 5 mientras cogemos aire. Al exhalar suavemente el aire la tripa desciende, los pulmones se vacían gradualmente hasta expulsar todo el aire posible, repitiendo el mismo proceso contando hasta 5 mentalmente. Notaremos como nuestro vientre se relaja poco a poco e iniciamos el mismo proceso de nuevo sin acelerarnos. Un punto fundamental es ser conscientes de la entrada y la salida del aire en todo momento y de los movimientos que se producen en el diafragma.

5º Relajar la mente: Sabemos que dejar la mente en blanco a veces nos puede resultar difícil, es posible que no lo logremos a la primera, pero sin duda la práctica y el repaso de los 4 puntos anteriores nos llevaran a la consecución de nuestro objetivo. Cada individuo debe hallar su propia forma para dejar la mente relajada lejos del exterior. Hay quien practica la oración de mantras, palabras clave para lograr mayor concentración, otros concentran su energía en un punto o Chakra, otros inician un proceso de reparto de energía en el cuerpo imaginado como cada musculo del cuerpo relajado por medio de la respiración cobra un brillo especial, y liberado de tensiones.

para más consejos recomendamos leer el post "Meditación para principiantes"