Días de fútbol desde la grada blanca

La gran mayoría ve los partidos de fútbol desde su casa o en el bar con los amigos o familiares. Pocas personas son las que pueden permitirse irse a los estadios de futból como el Santiago Bernabéu.

Desde hace casi dos temporadas que trabajo en el estadio del Santiago Bernabéu. Mucha gente le parecerá todo un privilegio. No niego eso, pero he de reconocer que a menudo es duro, ya sea por las condiciones meteorológicas o por hinchas que van a ver a su equipo.

Real Madrid vs Real Sociedad, jornada 13 Liga BBVA

Actuación espectacular del Real Madrid en el Bernabéu. Hacía tiempo que no se vivía una tarde con tanta intensidad en la casa de los blancos. De los 90 minutos del encuentro, ninguno de ellos tuvo desperdicio.

Esta jornada se presentaba con todos los alicientes para que fuera lo más propicia posible. Desde por la mañana hacía un sol espléndido que calentaba a pesar de que ya era Noviembre y el cielo tenía un azul muy intenso. El partido empezaba a las 16:00h, algo que hacía que ir a trabajar un sábado por la tarde fuera más agradable. Así daba gusto, todos los partidos en el Bernabéu deberían de rondar esas horas.

No sé si era por mi positivismo ante el día que se presentaba, pero incluso el transporte público me pareció que estaba a mi favor. Al llegar había un ambiente muy bueno, estaban prácticamente todos los puestos de recuerdos y chucherías, y se veía mucha gente ya esperando para entrar al estadio. Fiché a las dos en punto dentro del estadio y me preparé para la charla rutinaria antes de ocupar el vomitorio al que me habían asignado.

En esta ocasión estaba en el fondo norte, en el último piso. Ya había estado otras veces en esta parte del estadio. No era un lugar dónde escaseara el trabajo, y mucho menos un día como ese, que ya nos habían dicho que había un lleno total.

La puertas a la afición se abrieron a las 14:45 y casi no pasaron 5 minutos y ya subía la gente a tropel. La gran mayoría eran familias y grupos de amigos. Eso me facilitaba la tarea de acomodación, ya que, con sólo indicarle a uno de ellos, el resto le podrían seguir. No se me dio nada mal, sinceramente, no tuve ningún caso en el que la gente se encontrara perdida, o equivocaciones de localidades. Además, tuve la ayuda un chico de seguridad, que sin tener que hacerlo, me echó una mano indicando de vez en cuando, algo que se lo agradecí muchísimo, ya que quince minutos antes de que empezara el partido, las entradas a los vomitorios estaban algo saturadas de gente.

Sobre el partido, la verdad es que la gente se lo pasó en grande. Hubo muchos goles, ocasiones para ambos equipos y se notaba a los jugadores del Real Madrid verdaderamente ágiles y activos. En esta temporada no recuerdo haberles visto mejor, en serio. El marcador lo inauguró Cristiano Ronaldo en el minuto 12' (1-0). Más tarde, en el minuto 16', Benzemá consiguió marcar el segundo para el equipo blanco (2-0). Hábilmente, Cristiano logró provocar un penalti con el que seguir aventajándose en el marcador en el minuto 26' (3-0). Para finalizar la primera parte, en el minuto 36', un cuarto gol de Khedira deja prácticamente sentenciado el encuentro (4-0).

En la segunda parte, el Real Sociedad empezó a hacer ruido y Griezmann logró el primer tanto para su equipo (4-1), en el minuto 61'. Pero Cristiano Ronaldo, para dejar bien claro quién mandaba en casa, metió el quinto y último gol, desde un disparo de falta, fuera del área (5-1).

Lo dicho, una tarde muy amena y agradable, meteorológica y deportivamente hablando. Desde aquí seguir instanciando a los medios de comunicación y a los organizadores lo positivo que es poner los partidos en esas franjas horarias. Creerme cuando os digo, que ahí se encuentra un verdadera beneficio para todos, ya sea económico y social.

¡¡Hasta la próxima!!